Carlos Ramos Tenorio: “El avance hacia un nuevo modelo no requiere solo voluntad”

  • http://www.deceuninck.es/blog/wp-content/uploads/sites/4/2014/05/carlos_ramos_tenorio_giorgio_grillo_deceuninck-wpcf_620x250.png
  • http://www.deceuninck.es/blog/wp-content/uploads/sites/4/2014/05/premio_ganador_proyecto_fin_carrera-wpcf_620x250.png
  • http://www.deceuninck.es/blog/wp-content/uploads/sites/4/2014/05/proyecto_fin_carrera_carlos_ramos-wpcf_620x250.png
  • http://www.deceuninck.es/blog/wp-content/uploads/sites/4/2014/05/proyecto_fin_carera_carlos_ramos_deceuninck-wpcf_620x250.png

Carlos Ramos Tenorio, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, recogió el siete de mayo, en la feria Veteco, el primer premio al mejor proyecto de fin de carrera con la fachada ligera, titulado: Dotación energética y apilamiento de atmósferas lúdicas artificiales sobre el highline, Chelsea, NYC. Un proyecto orientado a aprovechar un porcentaje de la energía de un edificio para poder reutilizarlo y, así, abastecer de energía al distrito de Chelsea. Una iniciativa sostenible, innovadora y de atractivo diseño, que coincide con los valores de Deceuninck, patrocinador del premio.

 

- ¿Qué motivos te impulsaron a realizar este trabajo de fin de carrera?

Mientras estudiaba, tuve la oportunidad de trabajar en la edición de la Revista Arquitectos del CSCAE. Bajo la dirección de Ignacio Borrego, Néstor Montenegro y Lina Toro, la publicación adquirió un carácter monográfico, centrando cada número en el desarrollo de un tema bastante acotado. Mi labor consistía en leer y ordenar los textos que recibíamos de los colaboradores. Tanto aprendí que me propuse enfocar mi proyecto final de carrera en base a varios de los asuntos que más me habían interesado.

 

- ¿Cuánto tiempo te ha llevado darle forma? ¿Has disfrutado haciéndolo? ¿Es tan complicado como parece?

Aproximadamente un año y medio, aunque es difícil de cuantificar, ya que lo compaginé con otras actividades y trabajos.  Tuvo épocas más difíciles que otras, pero al final fue gratificante. Conceptualmente, su funcionamiento es bastante sencillo: tiene que ver con darle una segunda oportunidad a un porcentaje de energía que, por defecto, se desperdicia. Esto ya sucedía en la antigüedad con el fuego de los hogares. Cuando la escala de un proceso análogo se dispara, su porcentaje de desperdicio adquiere una entidad suficiente como para hacer algo importante con él, y sobre eso investiga el proyecto.

 

- Tu trabajo es un claro ejemplo de un elemento para conseguir que una ciudad de un paso más para convertirse en una smart city. ¿Consideras qué esa evolución en las ciudades, hacia una gestión más sostenible y respetuosa con el medio ambiente, se conseguirá hacer realidad? ¿Qué aporta una smart city y qué beneficios se conseguiría con ella?

Mi experiencia es escasa como para tener una opinión demasiado sólida al respecto. Por supuesto, espero que se haga realidad, pero el avance hacia un nuevo modelo no requiere solo voluntad. El peso propio de los arquitectos en la toma de decisiones sobre la ciudad ha mermado muchísimo en favor de otros agentes. Sí, se les permite diseñar una plaza, un equipamiento, formar parte de algún jurado… pero ¿qué importancia tiene esto frente a la puesta en carga de una bolsa de suelo gigantesca a kilómetros del centro de la ciudad? Antes de ser inteligente, sería importante que la ciudad fuese consciente de lo que puede y quiere ser: que sea una ciudad con sentido común.

 

- ¿Crees que hay suficiente iniciativas de este estilo o debería haber más?

En mi opinión, sobran las iniciativas. El problema está en la imposibilidad para ponerlas en funcionamiento con todas sus consecuencias.

 

- ¿Cuáles son las mayores dificultades y obstáculo que se presentan a la hora de hacer realidad este tipo de iniciativas?

En el momento en el que se decide excluir a un agente fuertemente implicado en un sistema para adoptar un modelo distinto, se produce una conmoción. Nadie está dispuesto a perder su parte de pastel.

 

- ¿Es Nueva York la ciudad idónea para realizar este proyecto? ¿Barajaste otras ciudades o zonas?

Creo que sí. Manhattan tiene todas las condiciones para que algo así se pueda, como mínimo, idear. Ha construido en altura por tener condiciones propicias para ello (es una porción finita de suelo con una enorme capacidad de carga), ha mezclado usos dando lugar a una alta densidad programática y ha desarrollado una fuerte tradición hedonista. El proyecto desarrolla todos estos aspectos.

 

- ¿Por qué Nueva York cuenta con tanta biomasa e IPC (poder calorífico interior)?

Quizá sea una pregunta para un biólogo o para alguien que estudie el por qué de la distribución de especies en el mundo. Yo lo descubrí al investigar acerca de qué fuente de energía limpia se podría utilizar para satisfacer las aspiraciones de abastecimiento sostenible que tiene la compañía que suministra a Nueva York.

 

- ¿Cuánto ahorro energético, aproximadamente, calculas que se conseguiría con tu proyecto?

La intención del proyecto era proporcionar los 20 MW demandados por el distrito de Chelsea mediante fuentes de energía sostenibles y limpias, en lugar de mediante combustibles fósiles y perecederos.

 

- ¿Qué persona o personas te han apoyado para que este proyecto de fin de carrera haya llegado a buen puerto?

Mis tutores –Ignacio Borrego, Néstor Montenegro y Lina Toro-, los ingenieros industriales que me ayudaron desinteresadamente en el desarrollo energético de la propuesta -Marcos Corral y Pierre Forget-, los colegas que me orientaron –Victoria Acebo, Marie Persson, Manuel Ocaña- y mi familia.

 

- ¿Qué sensaciones te provoco ser finalista y ganador del premio y recibirlo en la feria Veteco?

Sobre todo, mucha gratitud a quienes confiaron y apoyaron el proyecto.


Este artículo está publicado en: Eco Hogar, Sin categoría, Trendycasa, Última hora con las palabras clave siguientes: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>