Calidad de vida

Convivencia veraniega, orden y consejos para todos

  • casa
  • consejos
  • hogar

¿No dicen que el verano es una de las épocas del año que más separaciones y enfados provoca? Algo tendrá cuando las estadísticas lo dicen. Sea o no del todo cierto, en este post veraniego, os presentamos alguna que otra solución para evitar discutir… al menos por estos motivos.

Ya llevamos semanas de calor, sobre todo en las zonas tradicionalmente más cálidas del país, si bien está siendo un verano bastante benigno, es ahora cuando el recibo de la luz se dispara con los aires acondicionados. Hay otras alternativas ya comentadas con anterioridad por nuestro blog, como la instalación de unas buenas ventanas –en esto Deceuninck cuenta con numerosas soluciones que aislan con la última tecnología la temperatura interior de la exterior-, se pueden adicionalmente colocar toldos, o situar cortinas o persianas para bloquear la entrada del sol y del calor que produce.

Hemos tenido conocimiento de las investigaciones realizadas por un grupo de ingenieros del Instituto de Tecnología de Massachusetts, EE.UU., que está trabajando en una novedosa solución, se trata de unas ventanas fotosensibles que se auto-oscurecen con la luz.

Hasta que llegue esto, y en búsqueda de la buena convivencia, os comentamos una serie de consejos y tareas que desarrollan los verdaderos amantes del orden, siempre antes de irse a la cama, ahora y en cualquier estación del año.

Hay quien asegura, que si añadimos estos hábitos a nuestras rutinas de noche, al día siguiente será todo más fácil y obtendremos más éxitos. Ahí vamos:

  • Ordenar la sala de estar, la principal estancia de la vivienda.
  • Limpiar las superficies a las que más uso se les da, ¡si son las de trabajo, ni que decir lo importante que puede llegar a ser!
  • Tratar de eliminar cosas pendientes, como vaciar de cacharros la pila del fregadero o vaciar el cubo de la basura.
  • Preparar bolso o bolsa para el día siguiente. Si se trata de ropa para ir al gimnasio, una bolsa de trabajo o un permiso de los niños y su comida del almuerzo, mejor. Las mañanas probablemente no van a ser un momento relajante para ello.

orden bolsas Deceuninck Ventanas PVC

  • Asegurarse de que no haya nada por el suelo. Dejar limpios los pasillos, apagar las luces, empujar las sillas hacia dentro de la mesa y poner los zapatos en su sitio parecen cosas lógicas y baladíes, pero no lo son.
  • Guardar la ropa limpia. Dicen que colocarla e incluso airearla en una percha, la noche anterior,… ayuda a un sueño reparador. Y la ropa sucia… en el cesto. Es un pequeño paso que evita el desorden y hace la tarea del lavado mucho más fácil.
  • Preparar lo que te pondrás al día siguiente, es un clásico pero no mucha gente lo hace. Te ayudará a que tengas que pensar una cosa menos al día siguiente, cuando no sabes qué ponerte y el tiempo suele ser justo.
  • Otro clásico que da mucha pereza, pero una vez cogido el hábito, engancha: hacer la lista de tareas del día siguiente la noche anterior. Si tu sueño se ve afectado por el estrés, apunta este truco que nos indican: “Escribir de cinco a siete tareas importantes que quiero hacer al día siguiente”. El crear mini tareas ayuda a conseguir proyectos más grandes, para hacerlos más procesables.
  • Alejarse de la tecnología… aunque sea por unas horas. Hay un montón de razones para hacer que nuestros dormitorios estén libres de aparatos tecnológicos –alguno de nosotr@s ya tenemos experiencia de lo molesto que son cuando se iluminan o el sonido que hacen en medio de la noche nos pueda llegar incluso a despertar ¿Qué os parece como sugerencia, cargar el teléfono en otra habitación o zona de la casa?

orden Deceuninck Ventanas PVC 3

Otro día hablaremos del uso del aire acondicionado y de cómo este tema también provoca numerosas “tiranteces” entre los diferentes miembros de un grupo de convivencia.

¿Sabíais que el uso de aparatos de aire acondicionado puede elevar la temperatura exterior, lo que contribuye al fenómeno conocido como “Efecto de isla de calor urbano”? Se crea una especie de ciclo de  auto-refuerzo, en el que el calor de los acondicionadores de aire que se desprende, aumenta las temperaturas y por tanto la necesidad de usar más aire acondicionado.

Hasta la semana que viene…

Fuentes: MiCasa revista, el Periódico de la Energía y Deceuninck.