Eficiencia

En Deceuninck reciclamos 45k toneladas de PVC por año

  • ahorro
  • eficiencia energética
  • medio ambiente
  • passivhaus
  • perfil
  • planta recicljae
  • pvc
  • reciclaje
  • sostenibilidad
  • ventanas

Nos enorgullece anunciar la puesta en marcha de la ampliación de nuestra planta de reciclaje en Diksmuide, Bélgica. La extensión de la línea de reciclaje de alta tecnología nos permitirá reciclar hasta 45.000 toneladas de PVC por año. El material para reciclar se obtendrá de la recolección de residuos post industrial (residuos propios y de los clientes), así como de la enorme cantidad de ventanas de PVC de entre 30 a 40 años de antigüedad que se reemplazan gradualmente. De ello, se fabricarán nuevas ventanas que contarán con las mismas prestaciones y características que los fabricados originalmente.

Con el objetivo de seguir trabajando bajo una industria de economía circular, fomentamos y animamos a todos los fabricantes e instaladores a colaborar y unir esfuerzos en los procesos de reciclaje. Algunos de los materiales que se pueden reciclar y recuperar son: perfiles de PVC de fábrica, ventanas, puertas, cajones de persianas de PVC, perfiles de revestimiento en PVC, etc.

Gracias a la ampliación de la planta de reciclaje, con una capacidad de hasta 45.000 toneladas de material reciclado, se podrá conseguir:

  • El ahorro de 2.3 millones de ventanas desechadas o incineradas al año.
  • La reducción de emisiones de CO2 equivalentes a 90.000 vuelos de ida y vuelta entre Paris y Nueva York.
  • La reducción del consumo energético. El PVC reciclado consume un 90% menos de energía que la necesaria para obtener PVC virgen y, además, el PVC se puede reciclar más de 10 veces sin pérdida de capacidad mecánica, con una esperanza de vida de 35 años. El ciclo de vida potencial de los materiales en PVC alcanza los 350 años.

Destaca también la última tecnología desarrollada en la instalación que nos permite reciclar perfiles de PVC de todos los colores y de todas las composiciones, incluidos los perfiles que contienen fibra de vidrio. Durante el proceso de reciclaje, todos los contaminantes se eliminan, se muelen y se clasifican por color. Después de la granulación, el material reciclado se utiliza para la extrusión de nuevos perfiles de ventanas de PVC.